TOMMY, TRAGATE LA PASTILLA.

Mi primogénito esta enfermito, el pobrecito se la pasaba tosiendo como loco, así que como toda madre responsable que soy, lo llevé al doctor para que lo revisara.

Gracias a Dios, solo tiene una pequeña infección en la garganta, así que el doctor lo inyectó y me dio unas pastillas para que se tomara una durante los siguientes 5 días.

Supongo que cuando el doctor me dio las pastillas debí de haber puesto una cara de absoluto terror, pues me dijo que no me preocupara porque eran como "dulcecitos" y que Tomás se las comería encantado de la vida.

SÍ..... COMO NO.
********

Día 1.

* Tomás; ven que te voy a dar tu pastilla.- Lo llamó mientras abro el paquete que las contiene.

Al instante Tomás se materializa a mi lado (pues tiene la extraña idea de que cualquier paquete metálico que abro contiene papas fritas, las cuales le gustan mucho).

* Andale Tommy, el doctor dijo que te iba a gustar mucho. Cometela.- Le digo mientras pongo la pastilla en su boca.

Puaj!!!!
La escupe.

Recojo la medicina y la vuelvo a poner en su boca.

Puaj!!!!
La escupe de nuevo.

Recojo la pastilla, la vuelvo a poner en su boca.... y mantengo mis manos sobre su boca a fin de que no pueda abrirla.

Pasa un minuto.
Retiro mis manos.

Puaj!!!!
Pastilla sale volando.

Pido refuerzos.

* Mamá.... Tomás no se quiere comer su pastilla.

Señora Madre viene y habla seriamente con Tomás sobre que tiene que tomarse la medicina a fin de sentirse mejor y poder salir a jugar al jardín.

Señora Madre se retira satisfecha, pues es una fiel creyente de que la razón puede resolverlo todo...... ¡¡Pero no le da la pastilla!!.

Suspiro.

Saco otra pastilla del paquete, abro la boca de Tomás y aviento directamente la pastilla a su garganta.

Tommy hace unos extraños ruidos como si se estuviera ahogando..... y al final se traga la medicina.

Misión cumplida..... pero con algo de remordimiento.

Día 2.

Lleno el plato de Tommy de comida, agrego la medicina y lo llamo a cenar.

Con satisfacción veo que se come toda la comida.

Levanto el plato a fin de lavarlo y observo que la pastilla esta intacta.

Pongo mas comida en el plato y la revuelvo con la pastilla.

Tomás se come toda la comida..... menos la pastilla.

Saco otra pastilla del paquete, abro la boca de Tomás y aviento directamente la pastilla a su garganta.

Tommy hace unos extraños ruidos como si se estuviera ahogando..... y al final se traga la medicina.

Misión cumplida..... pero con mucho más remordimiento.

Día 3.

Saco del refrigerador una rebanada de jamón y procedo a envolver la pastilla en ella, haciendo un rollito.

Se la doy a Tomás.

Se la come y.....

Puaj!!!!
Escupe la pastilla.

Hermana mayor me suguiere que muela la pastilla y la revuelva en la comida de Tomás.

Procedo a hacerle caso.

Bajo el plato al suelo.

Tomás lo huele y se niega a cenar.

Saco otra pastilla del paquete y vuelvo a aventarla directamente a su garganta para que se la trague.

Misión cumplida..... pero Tommy me mira con resentimiento y se niega a dormir esa noche conmigo.

Día 4.

Voy al refrigerador, saco una salchicha, con todo cuidado hago unos pequeños hoyos en ella, dentro de los cuales introduzco la pastilla (que previamente corte en 4 diminutos trozos), me siento en el suelo y llamo a Tomás.

* Mira Tommy; ¡¡¡Una salchicha!!!, MMMMMMmmmmmm que rico y es toditita para ti.

Tomás olfatea la salchicha con desconfianza mientras yo contengo el aliento.

Empieza a comerce la salchicha, muy despacio y a pequeñas mordidas.

Puaj!!!!
Escupe uno de los trozos.

Finjo no darme cuenta y el sigue comiendo.

Puaj!!!
Segundo trozo sale volando.

Se termina la salchicha.

MISIÓN CUMPLIDA...... A medias.


Hoy es el día 5.

¿Alguno de ustedes tendrá una idea de como diablos hacer que Tomás se trague la pastilla sin tener que ahogarlo?.


La vida de las madres esta llena de constante sufrimiento. ;D

Comentarios

anapedraza dijo…
Le pilla Ana y se la mete por el ... no digo más que te escandalizas, pero sería igual de efectiva que si se la tragara.

Prueba con paté, o miga apretada con la pastilla dentro para que se la trague como una bola, también puedes probar a disolverla en el agua si previamente la machacas en polvos finos.

¡Ánimo, eres una madre ejemplar!

MIGUEL
Carmen dijo…
No se me ocurre ninguna otra forma, pero lo más importante es que se la tome, piensa que hoy ya es el último día.

No sientas ningún tipo de remordimiento, eres una muy buena madre.

Espero que Tomás se ponga bien del todo.

Un besito preciosa y feliz fin de semana
Jairo dijo…
Pues yo de plano el metodo que uso siempre para que se tomen las pastillas es molerla hasta dejarla en polvo y mesclarla con agua, sopa o lo que les guste liquido y santo remedio, saludos
Agustín dijo…
Pues el medico te estafo!!!!

Creo que tu metodo de lanzarle la pastilla a la garganta funciona, asique, segui asi...jajajaja

XD

saludetes
JaNnO =) dijo…
no pues ni idea, auqnue esta chido el perrtio, en pricipio pense que si hablabas de un niño jaja, a mis perros el veterinario siempre les ha dado gotas o inyecciones, por cierto recuerdo que aca en el trabajao la perra que tenian para cuidar la empresa, un dia amanecio muy pero muy mal, y a la mera mera se le ocurrio darle una aspirina en pedacitos, lo cual parecia que estaba funcionando, pero la perra handaba tan soñolienta que se quedo dormida a mitad de carretera (es que estamos a pie de carretera) y ps ahi quedo la negra (asi se llamaba) bueno no es un consuelo verdad aunque igual puedes pedirle a su veterinario que te de la medicina en gotas...
yo diria
Pucha! que el pobre la va a denunciar a la Sociedad protectora de animales.

Chauuu...
VolVoreta dijo…
Ni idea Gaby, sólo sé ponerles la comida y el agua y hacerles carantoñas. Pero creo que lo estás haciendo con mucha paciencia con Tomás. Eres una madraza!

Te dejo un beso y feliz fin de semana.
Didac Valmon dijo…
no me atrevo porque mi Morgan apenas tiene ganas como Tomnás y es imposible hacerlo ni engañarlo
Pilyboop dijo…
Pobrecillo¡¡¡ jejeje me recuerda a cuando estuvo enfermado mi Gordon, tambièn le tuvimos que esconder las pastillas en las salchichas y como hacia las mismas gracias que Tommy, a su papà no le quedo de otra màs que abrirle la boca y meterle la pastilla. Ni modo, gajes de ser madre¡¡¡ XDD
Abracitos para Tommy y que se mejore pronto para que su mami ya no sufra. ;)
Noelplebeyo dijo…
Has pobrado la tecnica de metersela en la boca y cerrarla con fuerza, al tiempo que le das golpes con la pared...jejej

Angelillo
Gaby dijo…
Miguel: Espero NUNCA DE LOS NUNCAS tener que meterle a Tommy la medicina via supositorio. jajajaja

Gracias Carmen. :)

Jairo: Voy a intentarlo y ya te contaré.

Agustín: Pues aunque no me siento bien haciendolo, creo que esa es la única forma.... Como buen miembro de la extraña familia, Tomás es super terco. ;D

JaNno: jajajaja. Mi primogénito es un perro y su hermanita una gata. Si cuidando animales me pongo nerviosa, no quiero ni imaginar lo que pasaria si tuviera niños. :P

Conección Peruana: ¡Gracias a Dios no puede hablar y denunciarme!. ;D

Volvoreta: Abrazos también para ti. :)

Pily: ¡Tu si que me entiendes!. jajajaja

Didac: ¡Compañero del mismo dolor!, jajajaja. Creo que los hemos consentido mucho. ;P

¡¡¡¡Noel!!!! 0_0
Rous dijo…
jajajajajj pobre Tomy pero haces bien... de alguna manera la madres se deben de vengar de las travesuras de los hijos.... no? saluditos seriesitos:d
Warrior dijo…
Hola gaby no tienes idea como me diverti leyendo esto que además me sonaba muy parecido por que es lo mismo que me pasa con mi perro cada vez que se tiene que tomar alguna pastilla xD .

Al final funciono lo de molerla y revolverla con la comida pero ya que tomas no acepta eso no se que sugerirte.

SALUDOS.
P´PITO dijo…
al perro hay que darle vida de perro!!!!

jajajajajaj

a mi perro mejor inyecciones y asi no anda uno batallando.....

feliz fin de semana!!!1
Lj dijo…
Hola Gaby,

No hay otra manera de hacerlo. Yo tengo un schnauzer igual al tuyo y como es igual de delicado que su madre (Yo) se me ha enfermado varias veces y el veterinario me enseño a abrir su boca y poner la pastilla en la base de la lengua justo en donde empieza la garganta.

Inmediatamente le cierras la boca con tu mano para que no la abra y se traga la pastilla sin problema. A mi me ha funcionado muy bien la tecnica, hago lo mismo cada dos meses cuando le toca desparasitarse.

Suerte!
CHISTELANDIA dijo…
pues es muy dificil el poder antender a los hijos pero uno como padre (o madre en tu caso) tenemos que poner toda la paciencia del mundo y muchas veces aunque nos remuerda la conciencia tenemos que actuar aun en contra de su voluntad. Todo sea por el bien de nuestros hijos.

Que se mejore tu primogenito.

-saluditos-

y sigue asi, creo que es la unica manera que puedas hacer que tome sus pastillas a tiempo.
uffff pues si que es complicado. Un poco más y hay que hacer un Masters. Un beso.
jajaja, justamente la semana pasada lidie con "Canela", una perrita, mascota de una amiga, y exacto como lo describes.... y no hay mas que hacer, quieres un hijo perro, pues tenlo, nada mas que asi como es de perro, esta bien perron darle la pastilla ajjajajajajajaja

saludostes grabielona, de vuelta otra vez!!!!!!
jaja creo que no hay otra forma, mi perro es un labrador... asi es que tengo que meter TODAAA la mano en su hocico, poner la pastilla en su garganta, cerrarsela con fuerza y levantarsela y con la mano acariciarle el cogote hacia abajo.. hasta que siento que traga saliva y puf! la pastilla desaparece jejeje...
pero por supuesto me queda toda la mano llena de baba...
ni que decir cuando le dio una alergia en su... cosita.. le salieron unos granitos en la piel externa y en sus.. amiguitos.. asi es que nada mas me veia con el tubito de pomada en la mano y hasta se ponia en pose el canijo... macho al fin...
hechale ganas con Tomas
*Adriana* dijo…
Ni idea... con mucha, mucha paciencia, creo

Pero Tommy es hermoso!!!

Saludos!
Jajaaj pero que buena eres escribiendo jajaja y buen sentido del humor. Pues a la próxima, el doctor que se tome las pastillas y a Tomas, los inyectables..te mirara con resquemor, pero será más fácil y menos traumático...jejejej

Y que preciosida......me ncanta.
Saludos..
Sarinha dijo…
Pues anda, que el veterinario te podía haber recomendado algún truquillo para hacerle comer la pastilla... y digo yo: el doctor la había probado para saber que era dulce?? jajaja. Pobre perrito, te va a coger desconfianza para siempre. Un besito!!

Entradas más populares de este blog

ADIVINANZA DIFICIL.

EL GRITO DE INDEPENDENCIA.

CARTA A MI HERMANO.